Menú Cerrar

Quitar las garrapatas a un perro, comprueba a diario cuando cepilles

Quitar las garrapatas a un perro es una clase, entre otras, a la que todos los propietarios de perros o cualquier otra mascota, debiera estar obligado a seguir.

Cada año se nos advierte de lo malo que va a ser para para nuestras mascotas a causa de la invasión de parásitos, ante los que debemos estar preparados.

Y uno de los ácaros más abundantes en mascotas no cuidadas son las garrapatas, sobre todo en aquellos casos en que se tiene por costumbre pasearlas por zonas boscosas, con altas hierbas.

Quitar las garrapatas a un perro: contenidos

Cuando se ha producido la picadura de una garrapata, no ocurre como con la picadura de un mosquito que, una vez ha picado, sale volando y desaparece. En el caso de las garrapatas, éstas permanecen cogidas en el punto donde han picado y se mantienen en él, alimentándose de las sangre que le facilita, de forma indeseada, nuestro perro.

La garrapata tiene que ser extraída inmediatamente. Claro que dicho así es muy sencillo, otra cosa muy diferente es la realidad. Ya que al picar mete la cabeza debajo de la piel succionando. Su tamaño inicial hace que no sea sencilla su detección si no es a base de prestar una muy buena atención. 

quitar las garrapatas a un perro

Es importante y necesario cepillar diariamente a nuestro perro, entre otras cosas para eliminar cualquier parásito, entre ellos las garrapatas. De hacerse diariamente el porcentaje de posibilidades desciende de una forma espectacular. Ya que nuestro perro las coge durante los paseos, si lo cepillamos nada más volver, la garrapata aún está buscando penetrar a través del pelo del perro.

Una vez acabado el cepillado, es necesario revisar detenidamente a nuestro perro. La mejor forma es pasar la mano a contrapelo, de tal manera que deje al descubierto su piel. Es el momento no sólo de ver si ha picado alguna garrapata y al mismo tiempo de comprobar si tiene o no lonchas, escamas o cualquier otro tipo de alteración. Será el momento que tu perro experimentará el momento más agradable del día.

Las garrapatas, tienen unas zonas preferidas dónde alojarse. Y entre ellas tenemos, las que se encuentran en las proximidades de:

  • Dedos de las patas.
  • Tímpanos de los oídos, tanto interior como exteriormente.
  • Ingles.
  • Base de las orejas y sus alrededores.
  • Sin olvidar, cola, y párpados.

El secador del cabello, sin aire caliente, es una buena herramienta que nos facilita la observación y detección de garrapatas, ya que nos deja la piel al descubierto.   

Ya se ha producido la picadura de la garrapata en el perro

Las garrapatas, cuando entran en contacto con el perro, son de una tamaño similar al de una lenteja pardina, de uno a dos milímetros de diámetro.

garrapatas en perros

Por lo que su extracción se hace un poco complicada. Sobre todo debido a su tamaño difícil de coger y sacarla entera, incluida su cabeza, la cual recordemos que está enterrada bajo la piel del perro.

Quizás, lo más sensato sería recomendar la visita al veterinario, pero creemos que con un poco de destreza no es necesario y, por otra parte, lo primero que nos preguntará cuando le digamos que mi perro tiene garrapatas, es si lo hemos protegido suficientemente. Por lo que aquí intervienes directamente, en la prevención. Pipetas, collares y un sinfín de productos te pueden ayudar.

¿Cómo quitar una garrapata a un perro?

En un primer momento, desestimaremos la opción del veterinario, recomendable si se tiene dudas de cómo actuar.

Es conveniente que dispongamos de pinzas especiales para extraer las garrapatas.

El uso de las pinzas es muy sencillo:

  • Colócalas lo más cerca posible de la cabeza de la garrapata.
  • Evita presionar en exceso para no reventarla.
  • Tirar suavemente, hasta conseguir arrancarla.
  • Desinfectar la zona, y sus manos, así como todas las herramientas.
  • Deshágase de la garrapata, ahogando en alcohol.

Si se extrae correctamente, no hay ningún riesgo de infección. Si ha quedado algún resto conviene seguir hasta extraer la totalidad.

Has podido comprobar que quitar las garrapatas a un perro no es nada complicado, no obstante, de producirse algún síntoma que puedas relacionar con la extracción de la garrapata, conviene consultar al veterinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *