Menú Cerrar

Caseta para perro, tips a tener en cuenta para su elección

Dependiendo como tengas la caseta de tu perro se podrá establecer todo lo que sientes por tu mascota. Si crees que es suficiente con tener un cobijo para tu mascota sin un mínimo de condiciones, no vamos bien.

Y, por supuesto, el hecho de que esté encerrado en casa tampoco es una prueba de que está en las mejores condiciones. Por eso, te presentamos los mejores tips para elegir la mejor caseta para perro.

Caseta para perro: contenidos

En ocasiones es difícil pensar que una mascota es un animal y que se le debe dar un  trato  como tal. Tenemos tendencia a creer que si lo tenemos en el interior de la casa es como mejor se va a encontrar.

No olvidemos que los perros tienen necesidades básicas que cumplir, y no hablamos tan solo de las fisiológicas, sino otras que sólo se les pueden dar si se encuentran en una caseta de perro exterior.

Evidentemente, si no se dispone de ese trocito de parcela, como ocurre en la mayoría de los casos, tenemos que suplirlo con imaginación. Pero eso no es el tema a tratar en este artículo. Lo que queremos comentar es la situación de aquellos que disponiendo de un espacio para poder tener una caseta para perros en el jardín no la tienen.

Pues bien, para todos aquellos que quieran dar a sus mascotas un espacio vital dónde saber que son los únicos amos y señores, les dedicamos este humilde artículo. En él intentaremos transmitir algunos conceptos para ayudar en la elección de la mejor caseta para perro, como por ejemplo:

  • Tamaño
  • Material
  • Construcción
  • Situación

Tamaño de la caseta para perro

En primer lugar, partiremos del supuesto de que se trata de un solo perro. De no ser así, aunque lo recomendable es que cada cual tenga la suya, tampoco es descabellado pensar que pudieses tener solo una caseta, ya que al dormir enroscados pueden compartir.

De todas formas, no siempre están durmiendo y cuando están despiertos les gusta tener parte del cuerpo en la puerta, en posición vigilante con lo cual puedes tener un conflicto.

Volviendo al tamaño para un solo perro, es obvio que el tamaño del can determinará el tamaño de la caseta. Si tu perro es cachorro, tienes que preveer el crecimiento que pueda tener en base a la raza y puede que pensar en una caseta para perro grande

En el caso que optes por una caseta de mayor tamaño para cuando crezca, es posible que sea demasiado grande para tu cachorro. Pensar en comprar otra para cuando crezca no creemos que sea lo más adecuado. La economía no está para esas lindezas. Te recomendamos que delimites el interior de forma que con unos simples separadores de madera o cartón reduzcas la dimensiones. Será temporal, y el pequeñin se sentirá más resguardado.

En líneas generales, las dimensiones de la caseta no deben superar el largo del perro, sin incluir la cola, tanto a lo ancho como a lo largo. En cuanto a la altura, con 20 o 30 centímetros más que la suya será suficiente. Con estas dimensiones tu perro podrá moverse sin dificultad.

Recordad que los perros tienen un instinto salvaje, y que para ellos la caseta no deja de ser una guarida. Por eso, su entrada no debe de ser grande, 20 centímetros menos de su altura total será suficiente. En cuanto a la anchura entre 10 y 15 centímetros más.

Materiales de la caseta para perro

Tradicionalmente, las casetas para perros han sido construidas en madera, y podríamos decir que en nuestros días sigue siendo así. Aunque cada día más se impone el plástico o al menos está ganando terreno. Veamos las ventajas e inconvenientes de uno y de otro.

Caseta para perros de madera

Partimos de la premisa de que sea de madera obtenida de bosques sostenibles y no tratada con agentes químicos.

Ventajas

  • Integración en el entorno.
  • Madera si es tratada.
  • Aislante térmico.
  • Resistencia a las mordeduras.

Inconvenientes

  • Dificultad de limpieza.
  • Absorben la humedad.
  • Deterioro con el tiempo.
  • Mantenimiento.

Caseta para perros de plástico

Partimos de la premisa de que sea de madera obtenida de bosques sostenibles y no tratada con agentes químicos.

Ventajas

  • Precio.
  • Ligeras.
  • Resistentes a las humedades.
  • Fácilmente lavables.
  • Fácilmente desinfectables.
  • Durabilidad.

Inconvenientes

  • Pobre aislamiento térmico, salvo en casos de doble pared.
  • Estéticamente más pobres.

Casetas de interior para perros

Pues sí, para los que queréis tener a vuestras mascotas en el interior también existen opciones. Aparte de las camas para mascotas, hay alternativas que son fantásticas. Si queréis darle a vuestra mascota un refugio de interior y que además combine con vuestra decoración, las casetas para interior son la mejor opción. ¡Y son una chulada!

Construcción de la caseta de perro

Un buen diseño de la caseta para perro es determinante para que tu mascota se encuentre totalmente a gusto. Es por ello que recomendamos, en la medida de lo posible y sea del material que sea:

  • Doble pared y doble techo. Para conseguir un mejor aislamiento térmico.
  • Levantada del suelo sobre 10 cm. Con ello evitamos la humedad y el frío, facilitando una corriente de aire debajo del suelo evitando mohos.
  • Techo desmontable, con fácil acceso a su interior, facilitando la limpieza y desinfección.
  • Puerta de acceso desplazada del centro. De esta manera se consigue que una de las paredes de la puerta sea más ancha, dónde el perro podrá protegerse mejor en caso de necesidad.
  • Indispensable que esté construida con alero, ya que le protegerá de las inclemencias del tiempo.

Ubicación de la caseta para perro

Una caseta para perros, no significa tener que condenarlos a la total soledad en un rincón del jardín o de la parcela, sino todo lo contrario. 

Hay tres aspectos básicos que no deben perderse de vista si nos decidimos a instalar una:

  • Ubicación, una de las principales misiones de un perro es el de la vigilancia. Si nos hemos decidido por instalar la casa para perro en el jardín, tenemos que aprovechar esa gran cualidad, por lo que y siempre que sea posible, la instalaremos de tal manera que desde su posición pueda controlar el máximo de parcela posible y al mismo tiempo el máximo de entradas posibles.
  • Orientación, tenemos que poder controlar los efectos de las inclemencias del tiempo sobre la caseta exterior para perro. Por ejemplo, en qué dirección sopla el viento del norte, o el más frío, comprobar que los rayos de sol no inciden directamente sobre ella, sobre todo en pleno verano. No es para nada descartable que se pueda pensar en cambiar la ubicación de la caseta en función de la estación del año en que nos encontramos. Tanto para aprovechar los beneficios de la suavidad del clima, como para evitar que nuestra mascota sufra con las inclemencias del tiempo.
  • Encharcamientos, hay que comprobar que en todas las ocasiones en que pueda caer agua sobre la caseta, se pueda evacuar con rapidez. La pendiente de evacuación tiene que ser de tal forma que el suelo quede inmediatamente sin agua, tanto porque haya sido capaz de echarla fuera, como por el hecho de que el suelo sea de un buen drenaje, a fin de evitar encharcamientos.
  • Contacto, nos estamos refiriendo que en los casos en que nos veamos obligados a tener al perro atado en la caseta, o cerrado en un pequeño recinto, es conveniente que tenga un contacto visual con los propietarios.

En definitiva, estudiar bien las condiciones para instalar una caseta, es la mejor inversión que podemos hacer para nuestra mascota.

Bien, hasta aquí nuestro post sobre la caseta para perro. Esperamos haberte aclarado algunas dudas y lo más importante, haberte ayudado a tomar una decisión más informada y acorde con las necesidades de tu mascota. Esperamos verte de nuevo por aquí, y te animamos a que nos dejes tu valoración y tus comentarios: siempre son bien recibidos y nos ayudan a mejorar un poco cada día. ¡Un abrazo animal y hasta muy pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *